Hogares sin tabaco

UNA DECISIÓN QUE AFECTA A AMIGOS Y FAMILIARES

Tus amigos y familiares deberán entender el Gran Regalo que les hacéis a vuestros hijos y apoyaros en conseguir que vuestro hogar esté libre de tabaco.

HOGARES SIN TABACO

Aunque muchas personas entienden sin tener que explicarles que no se debe fumar en casas donde hay niños o personas que no fuman, es importante comunicar tu decisión de que el tuyo sea uno de los Hogares sin Tabaco si antes se ha fumado en él o tú mismo fumabas.


Hay 3 ideas clave que todas las personas que promueven Hogares sin Tabaco deben compartir:

  • No estamos en contra de los fumadores, sino del tabaco y, en consecuencia, no es un tema personal, sino de evitar que ese hábito haga daño a quienes no fuman y lo haga en un espacio que debe promover la salud: tu hogar, tu casa.
  • Al fumador hay que verle como una persona que tiene una adicción y a quien apoyamos para dejarla, pero también a quien no debemos dejar de ningún modo que nos someta al humo de su tabaco en casa, donde hay niños y personas que no fumamos.
  • Permitir fumar en tu casa no es en absoluto un tema de tolerancia porque hay personas que saldrán perjudicadas por un hábito que no sólo hace daño a quien fuma, sino a quien están sometidas al humo de su tabaco.

¿Cómo hacer que tu casa sea uno de los Hogares sin Tabaco?

  • Si eres fumador, no fumando jamás en ella. Y no hacerlo aunque no haya nadie en casa, aunque no te vean. Sólo si tú, como fumador, te comprometes a no fumar en casa podrás luego decir que al menos tu casa es un Hogar Sin Tabaco.
  • Retirando ceniceros u objetos similares que puedan servir de tales: un cenicero puede “entenderse” como una invitación a fumar. No tenerlos evita que alguien entienda que se puede fumar. Y también evita, si eres fumador, que tú lo hagas.
  • Si antes fumabais en casa, explica tu decisión a tu entorno familiar con alegría, no como una imposición o algo difícil, para que entiendan que, al menos, tu hábito va a afectar solo a tu salud, no a la de quienes más quieres y viven contigo en casa.