Hogares sin tabaco

EL COCHE

No fumar en un coche cuando se viaja con niños, es clave para no perjudicar la salud de tus hijos.

FUMAR EN EL COCHE PERJUDICA MÁS LA SALUD

El humo del tabaco en un coche es hasta 11 veces más tóxico que el que teníamos en los bares cuando se fumaba y hasta 23 veces más perjudicial que si fumamos en casa.

Fumar en el coche con niños o no fumadores es mucho más grave que hacerlo en una casa y por esa razón diversos países o, en el caso de España, Comunidades Autónomas, están legislando al respecto, prohibiendo fumar si se viaja con niños y multando a quienes lo hacen.

Fumar en un coche es hacerlo en un habitáculo reducido, donde, por mucho que se abran las ventanas y se ventile mientras se fuma o después, hay siempre una mayor exposición al humo del tabaco muy intensa además en el tiempo que se viaja.

NO FUMAR EN EL COCHE

Quienes viajan en un coche donde se ha fumado antes siguen expuestos al humo de modo constante, aunque nadie esté fumando en el momento en que viajan, dado que tapicerías y habitáculo se impregnan del humo del tabaco, un humo de tercera mano que hace mucho daño.

Como los sistemas de seguridad para bebés y niños que hoy ya son fundamentales, no fumar en un coche cuando se viaja con niños y, también, si ese coche es utilizado para transportarles, es clave para los niños.

Recuerda que si quieres que el tuyo sea un Hogar Sin Tabaco, debes extenderlo al coche, donde tus hijos viajan.